miércoles, 14 de septiembre de 2011

Los colores del Otoño

El Pirineo es bello en todas las épocas del año. Pero si hay un momento en que "se sale", es el otoño. En el mes de octubre, entre el 8 y el 25 (dependiendo de cada año), los valles de bosques caducifolios explotan de colorido.
Hay tres que te vamos a recomendar: Ordesa (paraíso de los fotógrafos en esta época), Bujaruelo y Añisclo. A los tres se llega fácilmente desde en coche desde Ascaso. En el caso de que no se tenga coche o no se quiera usar; en esta época, la gente de Casa Juez nos ofrecemos para guiaros por los lugares desde donde conseguir mejores vistas.

En Ordesa, la Senda de los Cazadores o, más accesibles, el Mirador de los Bucardos y las Gradas de Soaso. En Bujaruelo, desde San Nicolás a las primeras rampas del camino de Ordiso. Y en Añisclo, subir a la Selva Plana y, si se hace un pequeñito esfuerzo más, llegar hasta la Ripareta.
Y luego, al llegar a casa, ahora que anochece antes, la chimenea encendida y el olor de las castañas al fuego. Y si llueve, las setas de Sobrarbe, en especial los robellones (niscalos)

lunes, 15 de agosto de 2011

Sendero nº 7: El camino Turieto, hasta la pradera de Ordesa por la ribera del Ara

Ahora que es verano y que no se puede subir a la pradera de Ordesa en vehículo particular, muchos huéspedes nos preguntan cómo llegar hasta allí sin coger los autocares de Torla. Entre otras cosas, para no aguantar las colas o para poder subir al perro (que no los aceptan en los buses). Así que os vamos a proponer un tranquilo paseo de unas 2 horas (ida), asequible para todos los niveles que nos lleva hasta la pradera por el antiguo camino, hoy señalizado en rojo y blanco (GR11)
La senda se inicia a la salida del pueblo de Torla, junto al tunel que hay bajo la iglesia. Desciende hasta el río, por un camino empedrado, llegando al puente de la Glera, desde donde hay una bonita perspectiva sobre el río Ara y con la iglesia al fondo. Proseguimos ruta, que comienza a subir suavemente hasta que se alcanza el cruce con el desvío hacia la izquierda del puente de Los Navarros. 
No tomaremos hacia el puente de los navarros, si no que seguiremos a la derecha, dirección al glaciar de Ordesa que ya se abre bajo las cumbres de Mondarruego,siguiendo el ancho sendero en suave ascención. Merece la pena pararse a contemplar la vista de Torla y el río Ara, a la vez que retomamos fuerzas. 

Al final de esta subida encontraremos un cartel que nos indica que vamos por el buen camino. Ahora ya prácticamente todo el sendero transcurre en llano, por un precioso bosque. Durante el trayecto, podremos observar, a la izquierda, el Puente de los Navarros, al principio de la bifurcación del valle de Bujaruelo y abajo el río Arazas (que es el que viene de Ordesa), con sus impresionantes cascadas del Molineto, la de Turieto Bajo y posteriormente Tamborrotera y Abetos, a las que podemos acercarnos bajando hasta su mirador. 
Junto a la cascada es impresionante el ruido del agua, especialmente en otoño y primavera; pero cuando retornamos al bosque vuelve la tranquilidad y podemos proseguir ruta. Llegaremos hasta el puente de Lucient Biet y aquí tenemos 2 opciones: a) cruzar el río, y salir enfrente de la antigua caseta de información y continuar unos 300m por la carretera asfaltada, hacia la derecha, y llegar a la pradera. b) La otra opción es seguir el camino, recto, continuando por la orilla izquierda del río, hasta alcanzar un puente de madrea a la izquierda que  al tomarlo nos lleva a la parte alta de la pradera. 
Esta ruta puede hacerse todo el año, aunque es muy recomendable en verano por las causas ya expuestas y, sobre todo, en otoño, por el magnifico contraste de tonalidades.

Distancia desde Torla: 4,5 km (9 ida y vuelta)
Tiempo Estimado: 3 h 30 min.
Ida: 2 horas
Vuelta: 1 h. 30 min
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Vistas, en especial las cascadas
  • Flores
  • Puente de la Glera


lunes, 11 de julio de 2011

Sendero nº 6: Ordiso (Los valles de Bujaruelo II)

Bujaruelo es un magnífico valle del Pirineo oscense, donde nace el río Ara, que está al oeste del valle de Ordesa. Si bien no está incluido en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido porque pasan por allí las líneas de alta tensión, tiene paisajes tan bellos como su valle hermano. El otro día os contábamos cómo llegar al valle de Otal. Hoy os proponemos un nuevo sendero, el valle de Ordiso, aún más bello que el anterior y que nos lleva desde San Nicolás hasta las faldas del mítico Vignemale.
Detrás del refugio de San Nicolás de Bujaruelo, encontramos la cancela que impide a los coches seguir por la pista forestal. La seguiremos  con  el río a nuestra derecha (no hemos cruzado el puente medieval), hasta una bifurcación- A la izquierda, el camino de Otal, a la derec ha, atravesando el Ara por el puente de Oncins, segumis en dirección norte hacia Ordiso. Esta excursión no presenta ninguna dificultad siendo practicable por todos los públicos. La ruta está balizada como GR 11, con marcas blanca y roja.
Es una zona con muchos abetos, serbales y tejos, árbol perenne que se encuentra en franca regresión, con bayas rojas y viscosas, que gusta de las nieblas, de la humedad y de suelos calizos como los que aquí se hallan. En las praderas, al inicio del verano, nacen miles de narcisos amarillos. Y, según vayamos subiendo, encontrraremos marmotas tomando las primeras luces del sol.
El río Ara se encajona y forma rápidos y cascadas. Nosotros vamos subiendo hasta que al pasar por una cornisa cubierta por la propia roca de la montaña, podemos parar a contemplar el magnífico panorama. El camino discurre en el linde de hayas y de abetos, en una zona donde abundan los hongos: boletos diversos y numerosas setas lignícolas que crecen en los troncos podridos. 
El camino sigue serpenteando entre parajes muy bellos, hasta que llega a la cabaña refugio (1.600 m.), donde acaba la pista en un pequeño puente da paso al recogido valle lateral de Ordiso. Estamos ya bajo los montes de Ferreras, el Mallaruego y el pico Ordiso (2.319 m.). Por ahora, proponemos acabar aquí la excursión, aunque podría alargarse hasta el nacimiento del Ara por cualquiera de las dos orillas.
Si buscs pájaros, veremos chovas, collalbas grises o colirrojos tizones. En la ladera de orientación norte, una masa espesa de hayas recuerda el carácter continental de estos bosques. Justo bajo las hayas vermos moverse algunos sarrios.En próximos capítulos os contaremos cómo subir al puerto de Bujaruelo (y la Brecha del Roldán) o al Ibón de Bernatúa.
Distancia desde San Nicolás: 7 km
Tiempo Estimado: 3 h 30 min..
Ida: 2 horas
Vuelta: 1 h. 30 min
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Vistas
  • Flores
  • Fauna (Marmotas y Sarrios)
  • Puente románico

lunes, 13 de junio de 2011

Sendero nº 5: El Ibón de la Basa de la Mora

Como dentro de poco es la noche de San Juan (23 al 24 de junio), os vamos a proponer hoy, un sendero de leyenda. Esa mágica noche, sobre las aguas del ibón de Plan, aparece bailando el fantasma de una morita que fue secuestrada en los tiempos de la reconquista. Por eso, al ibón también se le conoce como “La basa de la Mora”

En el pirineo denominamos ibones a los lagos endorreicos (que no desaguan) que hay en las montañas. Para llegar a éste hace falta ir en coche hasta Saravillo, a la entrada del valle de Chistau/Gistaín.
En Saravillo hay aparcamiento y buenas señalizaciones, tanto de la historia de Mosén Bruno (un cura muy especial de Sobrarbe) como del GR 15 (sendero de gran recorrido, que atraviesa el centro del pueblo. La subida es muy empinada por este sendero que a veces tiene muy buenas vistas y otras va encajonado entre el pinar. Son 9,5 km. de subida con mucha pendiente. Si optáis por el GR, hay que subir pronto, con buenas botas y agua suficiente.

Nosotros recomendamos subir por la pista (mucho más suave, aunque más larga) e, incluso, remontarla en coche hasta una balsa que hay a los 2/3 de camino. Junto a la balsa se puede aparcar y por su lado norte pasa el G.R que está bien indicado.
A partir de este punto, podemos coger el G.R. aquí (ya solo faltan 3 km. hasta el refugio) e ir alternándolo con trozos de pista ya que esta sube en zigzag cruzando todo el rato el sendero. Arriba, en el collado, con unas vistas espectaculares, encontramos el refugio de Labasar (casi a 2.000 metros de altitud) y, por detrás de él, debidamente señalizado, sigue el sendero ya mucho más suave hasta el ibón.
Iremos entre lapiaces (rocas calcáreas “peinadas” por la erosión) hasta las praderas donde pastan las vacas y, remontando un poquito por los senderos, enseguida tenemos la magnífica vista del ibón bajo la cara norte del pico Cotiella.
Como no es parque nacional, nos podemos bañar si nuestro cuerpo aguanta el frío del agua y somos respetuosos con el medio. En los pinares de ambos lados se puede comer a la sombra. Y si vais a pasar la noche, pues ya sabéis, se puede montar la tienda al anochecer.

A la vuelta, siempre es recomendable bajar por la pista. En Saravillo nos espera la historia de Bruno Fierro y uno de los mejores quesos del Pirineo.

Distancia desde la balsa: 5 km
Tiempo Estimado: 4 h 30 min..
Ida: 2 horas 30 min
Vuelta: 2 h
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Vistas
  • Ibón
  • Rocas


domingo, 22 de mayo de 2011

Ofertas de Casa Juez para este verano

Como todos los años, las ofertas de estancias en Casa Juez son para semanas (7 días y 6 noches), entrando en domingo y saliendo en sábado. Es una manera de organizarnos que no es obligatoria para nadie, ya que también alquilamos por días o añadimos noches a la oferta.



Ya sabéis que Ascaso, si en algo destaca es en la tranquilidad. Un pueblo de tres casas sin tráfico en la calle, es lo que tiene. Lo bueno de este año es que, al estar la pista arreglada, el acceso al resto de los pueblos y atracciones de Sobrarbe, es mucho más fácil y rápido.

Para quienes quieran saber los precios, aquí os ponemos la tabla. Ya sabéis, "Nabaín" es el apartamento grande, caben hasta 5 personas (una cama doble arriba, un sofá-cama doble en el salón y una cama individual). "Montañesa" es el intermedio: hasta 4 personas reaprtidas en una cama dobe arriba y un sofá-cama doble en el salón. Y "Guara" es el pequeñito, caben como mucho dos personas en su única cama doble.


3-9 JUL
10-16 JUL
17-23 JUL
24-30 JUL
31-JUL
6 AGO
7-13 AGO
14-20 AGO
21-27 AGO
28 AGO
3 SEPT
375
375
390
390
490
490
440
440
390
275

325
340
340
440
440

390

390

340
245

245
260

260
325
325
295
295
260


Y, para refrescarse, dos opciones:
Las Pozas del arroyo de Ascaso, tranquilas solitarias y sin ropa.

O la Poza Mahmoud, en el río Ara, una fantástica piscina de dimensiones superiores a una olímpica donde puedes nadar y sentir el agua cristalina del Pirineo.
Ya sabéis que teneís más información en www.casajuez.com

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sendero nº 4: Otal: Los valles de Bujaruelo I.

Bujaruelo es un magnífico valle del Pirineo oscense, donde nace el río Ara, que está al oeste del valle de Ordesa. Si bien no está incluido en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido porque pasan por allí las líneas de alta tensión, tiene paisajes tan bellos como su valle hermano. 


Muchos años atrás, el valle estuvo habitado. Se tiene constancia de que ya en 1150 se construyó el Hospital de San Nicolás, por la Orden de los Hospitalarios. Actualmente, aparte del puente románico, puede verse las ruinas de la iglesia y el Mesón-Hospital, que ha sido destruido y reconstruido en numerosas ocasiones.

Para llegar al valle de Bujaruelo, tenemos que dejar atrás Torla en dirección al valle de Ordesa. Pero, pasado el Puente de los Navarros (que es donde está la entrada al Parque Nacional), giraremos a la izquierda, por una pista que acompaña al río Ara. Es una garganta  estrecha en la que desemboca el Barranco de Sopeliana, que baja de las alturas del Mondarruego. 
Tras casi 4 km., llegaremos a la pradera de San Nicolás de Bujaruelo, donde se encuentra el camping y el refugio.  Es el sitio adecuado para dejar el vehículo y poder proseguir andando por el itinerario que hayamos escogido. Las dos más conocidas (y fáciles) nos llevarán hacia el Valle de Otal y el Valle de Ordiso, por lo que iniciaremos el comentario de las mismas, desde la pradera de San Nicolás de Bujaruelo, justo al lado del puente románico. Hoy os vamos a proponer el sendero de Otal.


Pasado el refugio de Bujaruelo, tomamos el camino que sale por detrás, dejando el puente románico a la derecha, sin atravesarlo. Enseguida llegaremos a la barrera que impide que la circulación rodada continúe por la pista. Y, en unos 20 minutos, encontraremos la fuente que nos señala el desvío entre el camino de Ordiso (que os ofreceremos próximamente), y el de Otal.Nosotros cogeremos hoy éste, el de la izquierda.
Mirando hacia el noroeste podréis ver los picos de Ordiso (2.320 m) y Asperillo (2.355 m). Al fondo, dirección norte divisamos el Vignemale (3.300 m). 


Poco a poco iremos ascendiendo por la pista en un zigzag prolongado, que nos llevará hasta la misma entrada del valle. Por el camino vislumbramos la magnífica naturaleza que nos rodea, estamos rodeados por impresionantes montañas pero el valle es tan amplio ahora que da una gran sensación de paz. Tras una hora de recorrido desde el desvío, llegamos a la entrada del valle de Otal. La vista es fantástica y ese puede escuchar el silencio. Al fondo del valle plano y sin árboles, contemplamos la especial silueta de la cumbre del Tendeñera, de 2.853 m.
En la pradera que rodea el valle, en primavera, encontraremos orquídeas, gencianas y otras  flores de montaña. En cuanto a la fauna es posible encontrar sarrios (rebecos) y marmotas. Los rebecos los localizaremos por las estribaciones de los picos, por encima del arbolado. Las marmotas están a lo largo de toda la pradera, entre zonas de piedras. Si camináis en silencio puede que se dejen ver; si no, oiréis sus silbidos avisando a sus congéneres para que se escondan.


A la hora y media más o menos (siempre tomando la referencia desde el desvío de la fuente) llegaremos al final del valle. Hay una cabaña de pastores y, en sus alrededores, os podéis tomar un descanso y gozar del espléndido paisaje que os rodea. El regreso se hace por el mismo camino, pero con la diferencia de que la duración es menor, porque vamos cuesta abajo. 

Distancia desde San Nicolás: 6km
Tiempo Estimado: 3 h 30 min..
Ida: 2 horas
Vuelta: 1 h. 30 min
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Vistas
  • Flores
  • Fauna (Marmotas y Sarrios)
  • Puente románico

viernes, 15 de abril de 2011

Ensaladas de semana santa

Como no todo van a ser torrijas (de esas fabulosas que, que en estas fechas, hacemos en Casa Juez), hoy os vamos a proponer dos ensaladas muy típicas de semana santa que nos han pasado huéspedes de la casa que son buenos amigos.

La primera es el
"Esgarraet", según receta de Miquel. 
Un clásico en las pascuas de Ascaso desde que este valenciano apareció hace casi diez años con sus tarteras llenas. la receta es fácil.

Ingredientes:
  • un par de paquetes de migas de bacalao seco y salado (o 1/4 de kg. a granel)
  • 2 pimientos grandes rojos
  • 7 u 8 dientes de ajo
  • aceite de oliva extra virgen  
Tiempo de realización 50-60 minutos aproximadamente (excepto el desalado del bacalao).

Preparación:
1. Por la mañana, hemos puesto las migas de bacalao a remojo y, durante este tiempo, le hemos cambiado solamente una vez el agua, de manera que aún estará saladito, pero tierno.
2.- Una vez que el bacalao está desalado, lo ponemos a escurrir bien.
3. Con el horno bien caliente, ponemos papel de aluminio sobre la bandeja y colocamosencima los pimientos con un chorrito de aceite de oliva por encima de cada uno y un poco de sal
4. Esperamos 50 minutos a que estén tiernos, saca la bandeja del horno y los dejamos enfriar para quitarles la piel.
5. Una vez que están tpelados, les quitamos las semillas dy los cortamos en pedacitos pequeños en una fuente en la que también echaremos el caldo que hayan dejado en la bandeja.
6. Con el bacalao bien escurrido, lo desmigamos a mano en pequeños trocitos (por eso se llama "esgarradet" y los echamos en la fuente.
7. Picamos los ajos, crudos, en pedacitos pequeños y los echamos también.
8. Lo cubrimos todo con aceite de oliva y removemos bien para que se entremezcle todo.
9. Lo dejamos macerar en un sitio fresco o en el frigorífico (tapado para que no coja olores).
10. Buen provecho

La segunda es 
"Pipirrana" de Mariví. 
Una variante entre este plato típo de Toledo con pimientos morrones y la escalivada (Plato catalán). Ideal para todo tipo de ruta en bici, a pie o sin ruta.

Ingredientes:
  • 3-4 berenjenas de tamaño mediano
  • 4 pimientos grandes rojos
  • 1 o 2 cebollas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • sal, aceite de oliva virgen, vinagre y cominos 
Tiempo de realización 50-60 minutos aproximadamente.

Preparación:
1. La opción más habitual es el horno. Se precalentará a unos 200 º C. Luego lo pasaremos a unos 180 º C (arriba y abajo). Bandeja de en medio.
2.- Previamente hemos lavado y quitado las semillas de los pimientos con cuchillo de cocina. Las berenjenas se parten en dos o en cuatro, dependiendo del tamaño y se quita la piel (no es necesario) si queremos que el aspecto sea más presentable.
3. Se colocan las berenjenas, pimientos y cebollas en una bandeja que introducimos en el horno (preferiblemente en la bandeja de en medio). Se echa un poco de agua, aceite de oliva, sal, dos dientes de ajo pequeños y la cebolla partida en tiras finitas (si no gusta la cebolla dejarla partida en dos para que únicamente dé gusto al asado y luego se pueda retirar bien). Es necesario dar la vuelta a las hortalizas, sobre todo a los pimientos para que se doren pero no se quemen. Apagamos el fuego a los 40- 50 minutos, después de comprobar que están hechas.
4. Sacamos las hortalizas y dejamos enfriar. Es importante que se haga para poderlas pelar mejor.
5. Una vez que están todas las hortalizas peladas y se han retirado todas las semillas de los pimientos, se corta en tiras finas a lo largo y se colocan en una fuente. Se retira la cebolla (o no dependiendo de). El caldo por supuesto lo utilizamos.
6. En un mortero se machacan los dos o tres dientes de ajo que hemos asado, se echa vinagre, cominos molidos (esto es lo que le da el toque tan bueno, es importante que esté al punto si nos pasamos domina demasiado en el asado y si echamos poco no tiene ese sabor exótico a la cocina árabe) y todo ello se incorpora a la fuente con las hortalizas ya peladas y echas en tiras finas.
7. Para darle más gusto se añade 1 diente de ajo picado, aunque previamente hemos sazonado con sal siempre es necesario echarle un poco más. Por último, añadimos ventresca de bonito o un atún blanco bueno.
8. Si este asado lo dejamos para el día siguiente está aún más rico. Dura bastantes días porque lleva vinagre.
9. Imprescindible comprar pan para mojar.
10. Buen provecho

sábado, 2 de abril de 2011

Sendero nº 3: El circo glaciar de Barrosa


Si bien este año tenemos mucha nieve en el Pirineo, también es verdad que semana santa llegará mucho más tarde, así que aquí os vamos a hacer una sugerencia de sendero con menos gente de lo que es habitual en esas señaladas fechas.
El valle de Barrosa es un bellísimo circo glaciar de mucha menor dimensión que el de Ordesa pero tan interesante como éste. Para llegar, cogemos el coche en dirección a Francia y, una vez pasados Bielsa y Parzán llegamos a la antigua aduana. La rebasamos y a unos 500 m, justo antes de la gran curva de la carretera, veremos una pista que sale a la izquierda. Hay señales tanto de la visita al circo como de lo que fueron las antiguas minas. Allí podemos aparcar.

Cogemos la pista, fácil de subir y vamos avanzando entre antiguas construcciones del funicular que transportaba minerales de las minas. Pronto la pista se convierte en sendero que se interna en un espeso bosque de pinos, abetos y hayas. Por encima, las laderas de montes graníticos, que aparecen cubiertos de pastos alpinos y finalmente, por nieves.
Caminamos siempre dejando el arroyo de Barrosa y sus cascadas a nuestra derecha. Cuando superamos las zonas de Morrena, nos encontramos de frente con el circo coronado por grandes crestas entre las que sobresale, al norte, La Munia.

En épocas de buen  tiempo, en las praderas de la izquierda, entre las grandes rocas desprendidas, podemos ver marmotas y sarrios. Si atravesamos el circo, a mano derecha, en el inicio de la subida al puerto tenemos un pequeño refugio por si lloviera.
En invierno, el camino de Barrosa es ideal para la práctica de raquetas de nieve.

Distancia: 3km
Tiempo Estimado: 2 h 30 min..
Ida: 1h 30 min
Vuelta: 1 hora
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Vistas
  • Fauna (Marmotas y Sarrios)
  • Antigua maquinaria de minas

Si quieres tener un detalle: regala Casa Juez


¿Quieres tener un detalle con la gente a quien más aprecias?
Regala estancias en Casa Juez, apartamentos rurales en el Pirineo Aragonés.
Presentado en una cajita ecológica de regalo que enviaremos, en tu nombre, al domicilio que nos indiques.
Y para tí, un bono de un 15% de descuento en tu próxima estancia en Casa Juez.

lunes, 21 de marzo de 2011

Nuestra primera ruta para bici (sendero 2): Ascaso-Aguilar-Campodarbe-Boltaña

Hoy os vamos a proponer una ruta en bici (se puede hacer a pie, pero sería muy larga y fatigosa). En bici, depende de qué caña le demos y cómo subamos las cuestas, puede significar unas 5 a 7 horas, así que hay que llevar bocatas y agua. Se puede salir de Ascaso. Bajamos por la pista de hasta el río Ara y seguimos dirección Boltaña hasta encontrar a nuestra derecha el puente sobre el río en el que se inicia la “Guarguera” (Carretera A-1604)
 Este mapa es de la web de Zona Zero BTT (www.gpspirineo.com)

Nada más pasar el puente, tenemos un desvío a la derecha por un camino que conduce a Seso (pone una pintada en la roca “Cuevas de Seso”. Si tenemos tiempo, podemos dejar las bicis en la cancela de la finca de Seso y subir hasta la entrada de la cueva. Se recomienda ir con Néstor (que es el mejor conocedor de la cueva) y, por supuesto, con linternas y ropa fácilmente lavable. No entrad nunca a la cueva si ha llovido recientemente.

Pasada la cancela de Seso, la pista empieza a subir dirección a Silves, hacia donde nos llegaremos. Ni no hay mucho tráfico y hay barro, también podemos seguir subiendo por la carretera, hasta justo antes del viaducto de La Ferrera, donde a nuestra derecha surge una pista que va a Silves y Aguilar.

Vayamos por donde vayamos, nuestro destino es Aguilar. El nombre del pueblo nos dice lo alto que está (Pobre de yo, qu'aunque he naciu en Aguilar, ni plumas tengo n'o culo, ni se volar). En Aguilar, a parte de las buenas vistas, tenemos las magníficas mermeladas caseras de Nines.
 
Desde Aguilar, seguimos en dirección oeste por un pequeño camino que va girando hacia el sur. Poco a poco vamos bajando por una cresta con barrancos a ambos lados  hasta salir de nuevo a “La Guarguera” por encima del Meson de la Fuebla, una gran pardina solitaria desde la que, los días claros, vemos las cumbres de Ordesa en las que se distingue perfectamente la brecha de Roldán. La carretera nos recibe con un pequeño descansadero con una mesa de madera y un cartel indicador de la zona.

Cogemos la carretera hacia el noreste, que nos lo señala perfectamente la Peña Montañesa, que, a partir de ahora, será nuestra guía. A algo menos de dos kilómetros, tenemos a nuestra derecha el pueblo de Campodarbe. Entramos.

En Campodarbe preguntamos de dónde sale el viejo sendero de Boltaña, desbrozado y marcado por la gente de Zona Zero BTT. También podemos bajar por “la pista de los rojos”, construida en un invierno por los héroes republicanos para dar salida al valle, pero es bastante pedregosa. El sendero, de unos 5Km. atraviesa bellos túneles de espesa vegetación y, en general, es de dificultad media.

Al principio va cruzando tramos de pista. Enseguida pasaremos junto a la boca de la Cueva de la Sierra (interesante visita, más facil de acceder que las de Seso, pero con estalagtitas menos vistosas). La última parte (de color rojo en el plano) es la mejor, la más espectacular y mantenida.

Al final salimos al camping la Gorga. Si hace calorcito, un buen lugar para darnos un baño bajo el puente. Y desde ahí, a Ascaso, por la N-260

martes, 15 de marzo de 2011

Pastel Ruso, el postre más sobrarbense


(para 6-8 personas, a partir de la receta de http://milpostres.blogspot.com)

El Pastel Ruso es una receta, posiblemente, tradicional del Pirineo. Fácil de encontrar sus ingredientes (almendra, azúcar y mantequilla) e ideal para las épocas en las que las calorías son necesarias.

Cuenta la leyenda que fue la emperatriz Eugenia de Montijo (que veraneaba en el Pirineo francés) la que mandó elaborarlo, refinadamente, para ofrecérselo al Zar ruso. Éste, encantado con el postre, se llevó la receta. En cualquier caso, es un pastel que encontraréis en todos los supermercados y ultramarinos de Sobrarbe. Gran parte de ellos, fabricados en la fantástica pastelería Ascaso (con ese nombre, ya se sabe...)
Pero en Casa Juez lo hacemos y nos queda requetebueno. No es difícil.

Para el bizcocho.
8 claras de huevo
250 gr. de azúcar
50 gr. de harina
200 gr. de almendra molida

Para la crema de relleno
300 gr. de mantequilla
1 dl. y ½ de agua
300 gr. de azúcar
150 gr. de avellanas molidas o, en su defecto, anarcardos no salados.

Nosotros, para ser más tradicionales, hemos comprado las almendras y pelado una a una. Pero valen las de súper. Las avellanas tienen que ser recientes, pues si no, hay riesgo de que nos arruinen el pastel: no hay nada más desagradable que el sabor de un fruto seco rancio. Nosotros hemos probado con anacardos lavados previamente para quitarles la sal y nos ha salido estupendo.

Preparación: En un plato o bol, mezcláis las almendras con la harina y el resto del azúcar. En la batidora, se montan las claras con 50 gr. del azúcar. Cuando estén a punto de nieve, mezclar cuidadosamente el preparado anterior. Una vez obtenida la masa , la extendéis en una o dos bandejas sobre papel de horno. Se ponen a 170º C durante unos 20 minutos. Al final, conviene ponerle un poco el grill para que se dore por encima

Al agua, un poco tibia, echadle el azúcar para hacer un almíbar. Echad bolitas de mantequilla en la batidora (si se desea aligerar un poco la crema, puede mezclarse con nata semimontada.). Añadir las avellanas molidas y, poco a poco, el almíbar. Dejar en la nevera hasta que esté un poco más compacto paro que se pueda untar con facilidad.

Retirar las láminas de bizcocho de almendras del papel y dejadlas enfriar un poco. Después se ponen sobre una bandeja; si ha quedado muy gruesa, se puede abrir a la mitad. Extender una capa de crema y poner la otra base de bizcocho, recortada si fuera necesario. Si os apetece, podéis espolvorear azúcar glas por encima. Pero os aseguramos que, con las cantidades que os hemos puesto, sale golosón. 

domingo, 13 de marzo de 2011

Por fin ¡están arreglando la pista!!!

Tras años de abandono. Y, con ello, tres años de presión: postales al alcalde, notas de prensa, solicitudes a diputación... Los huespédes de Casa Juez se nos cabreaban, los proveedores no querían subir, Correos quitó el servicio postal al pueblo aduciendo "peligro" para sus trabajadores.
En junio, la diputación de Huesca aprobó el pliego de condiciones. Pero estaba mal y hubo que cambiarlo. Lo volvieron a publicar en septiembre. En octubre se firmó el contrato con la constructora. Pero no podían extraer la zahorra porque ese permiso dependía del Gobierno de Aragón... El cuento de nunca acabar. El 1 de marzo se cumplió el plazo de ejecución, y allí nadie había empezado nada. Nos temíamos lo peor...
Pero por fin las máquinas llegaron. Y los caminones de tierras. Y se pusieron a trabajar. Por fin cunetas limpias. Y sin baches. Eso sí, para arreglar los tres últimos kilómetros han destrozado el primero asfaltado y la semañana que viene tendrán que reponer el firme.
Como véis, ha quedado muy bien. El miedo que nos da es que la zahorra no está ni muy compactada ni muy bien apisonada. Así que lo mismo, dentro de poco, tendremos que empezar el cuento de nunca acabar...
Pero mientras tanto, por fin Ascaso ha quedado de nuevo comunicada en condiciones.

Gracias, muchas gracias; en especial a todos y todas los que enviasteis las postales al alcalde de Boltaña. Y a los medios de comunicación de Sobrarbe que supieron informar de nuestra situación

miércoles, 9 de marzo de 2011

Sendero nº 1. Por las Pozas hasta Morillo de Sampietro

Salimos de la plaza de Ascaso por el sendero de la derecha (está indicado) y vamos recorriendo la pequeña senda que llevaba a los campos de labor del antigua Ascaso, hoy llenos de muros espaldados. Nada más salir del pueblo, a nuestra derecha, nos encontraremos con la carrasca grande, una encina casi milenaria. El camino está señalizado y nos conduce en unos 15-20 minutos al puente sobre el arroyo de Ascaso. Si hace calor, las pozas son ideales para el baño (la mejor, al oeste del puente, remontando la corriente).
Pasado el puente, el camino va por la cornisa sobre el arroyo hasta que en un punto señalado por una marca en el suelo, gira a la derecha y se interna entre el matorral para buscar la subida. Pasamos unas escaleras hechas por los vecinos hace más de un siglo y continuamos el camino (a veces hay cuerdas con señales para evitar que pasen las vacas, no tienen importancia para el caminante).
Pasado un pequeño collado, nos encontramos la pista que viene desde Boltaña y que seguiremos hacia el noroeste. En un momento dado, aparecen dos indicaciones que señalan a Morillo, una el sendero y otra la pista. Recomendamos bajar por el sendero (son mejores las vistas) y subir por la pista (es más descansada). En Morillo, intenta ver la iglesia, románica, y subirte al campanario.
 Hay una variante de este sendero un poco más larga: en vez de bajar a Morillo, nos llegamos hasta el Tozal de las Cruces para desde allí bajar a San Vicente de Labuerda. Pero esa será otra entrega...
Distancia: 12 km.
Tiempo Estimado: 5 horas
Ida: 2,5 horas
Vuelta: 2,5 horas
Dificultad: Baja
Elementos que merecen la pena:
  • Pozas
  • Placas de fósiles
  • Vistas
  • Iglesia de Moriello
  • Caserío